joseluisredondo.me
El Camino de Santiago (I).
Siguiendo las indicaciones de la prudencia más elemental no se me ocurrió introducir en mi blog donde me iba de vacaciones, ni donde había depositado las llaves de mi casa, pero a la vuelta no pu…