joseluisgarayoa.wordpress.com
Fátima y Natalia
Fátima y Natalia vinieron como las cerezas, en racimo. Les tocó recibir, poner orden y repartir los contenedores, lo que no es tarea fácil. Y su disponibilidad fue absoluta para todo lo que hiciese…