jorgvargas.com
Decir adiós
Nuestra ilógica conducta humana nos vuelve egoístas por naturaleza. Aunque nunca lo sepamos, vivimos para nosotros mismos, sumidos en la necesidad de satisfacernos para darle paso a lo que—creemos—…