jlperello.wordpress.com
El gato negro de la señora Woson, 3a parte
Segunda parte Un acto así de inesperado y anormal, por supuesto, captó la atención de las visitas. Sorprendidos, todos voltearon al unísono la mirada hacia la señora Woson. Pero no fue más que un i…