jaberbock.wordpress.com
¡Ya sabes, no levantes la voz!
Siempre es mejor continuar siendo un ser indiferenciado, uno más que arriesgarse.