insperimentando.com
El contestador divino
Un final llega, puede que tarde o con unas horas de retraso pues, cuando esperado, gusta hacerse de rogar. Pero llega. El final se convierte así en un remolón ineludible, un inevitable presen…