inestornabene.com
Un día con A
A se levantó como todas las mañanas: 6.30 se leía en la pantalla de su celular. Fue a despertar a sus hijos, planchó dos remeras, preparó dos viandas, separó el dinero para el almuerzo del que no l…