iglesiando.com
¿YA TIENES TU CORBATA?
Un hombre iba caminando por el largo desierto, la sed le quemaba la garganta, el sol cooperaba desde lo alto para que su agonia fuera mayor. Vio a lo lejos una choza y apuro sus pasos cuando llego …