gv-asesores.net
¿Puedo facturar sin ser una empresa?
A priori muchos piensan que no es posible facturar sin ser una empresa o sin ser un autónomo, pero sí, ¡sí es posible! Aunque, como imaginarás, existen asuntos legales que podrían traerte problemas si no los tienes en cuenta. Si en tu caso quieres crear una empresa puedes leer el post donde se explican los diferentes contratos que existen a la hora de contratar a los empleados. Bien, para que estés bien informado acerca de este tema, te recomendamos no perderte este post, ¿vale? ¡Empecemos! ¿Cuándo puedo comenzar a facturar sin ser empresa o autónomo? Lo primero que debes hacer para empezar a facturar de este modo es darte de alta en el censo de empresarios de Hacienda con el modelo 036. Y no solo eso, hay dos puntos que deben presentarse sí o sí, aparte de gestionar tu alta como empresa o autónomo y pagar la respectiva cuota. Bien, vamos a los dos detalles a tener en cuenta para empezar a facturar sin ser empresa o autónomo: No realizar la actividad frecuentemente. Ingresar una cantidad de dinero menor al Salario Mínimo Interprofesional de 900 euros mensuales, 12.600 euros anuales divididos en 14 pagas. Ahora ¿qué significa “frecuentemente” para la Seguridad Social. La verdad es que para ellos no deberías darte de alta si vas a realizar actividades que sean catalogadas como un medio de vida, sino cuando es algo ocasional o complementario. En resumen: Si no emites facturas frecuentemente y cobras menos de 900 euros al mes sí puedes facturar sin ser empresa o autónomo. Por el contrario, en caso de que hagas facturas todos los meses y con la misma cantidad-independientemente de que sean pocas- la Ley lo interpretará como si estás realizando una actividad de forma habitual y podrías tener problemas legales. Otro punto importante es que si facturas sin ser empresa o autónomo y estás cobrando el paro inmediatamente perderás la prestación. Cómo debo facturar sin ser empresa o autónomo Ya lo dijimos, para empezar a facturar en esta condición es necesario que estés dado de alta en Hacienda, justamente en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores. De esta forma es que Hacienda tendrá un control de tus ingresos y conocerá cuánto ganas. En tanto, tendrías que rellenar el complejo modelo 036 y enviarlo a Hacienda. Ojo, este proceso no es muy sencillo, de hecho puede resultarte complicado sobre todo porque tiene algunos puntos que son difíciles de entender y más cuando no se maneja mucha información al respecto. ¿Esto es todo? No, ten en cuenta que igualmente deberás cumplir con las obligaciones fiscales como si de un empresario (o de un autónomo) se tratara. Es decir, tendrás que presentar los trimestres, los resúmenes anuales, pagar IVA y el IRPF. Riesgos de facturar sin ser empresa o autónomo Como verás, tendrás las mismas obligaciones que una empresa o un autónomo. Si no lo haces estarías enfrentándote a grandes multas. Estamos hablando de cuotas mensuales desde que te diste de alta en Hacienda con un recargo del 20%. Por ejemplo, en caso de que te hayas dado de alta en enero y la multa sea en mayo, deberás pagar las cuotas de esos cinco meses incluyendo un 20% de recargo. Para ser más claros, esta cuantía aumentaría a casi 1600 euros, más lo que exige la multa y te cobrarán directamente como si fueras un autónomo. Ya has visto que en algunos casos puedes facturar sin ser una empresa o sin ser autónomo. Pero si no lo tienes del todo claro, la mejor opción es que solicites una asesoría legal. ¿Lo ves? Facturar sin ser estar apegado a las leyes no es algo que deba tomarse a la ligera. Si aún tienes alguna duda sobre este tema, contáctanos. Artículos relacionados: ¿Qué pasa si facturo sin ser autónomo? Quiero emprender: ¿Cómo constituyo mi empresa? ¿Deben los empleados tener acciones de su empresa? Aprende a comprar y vender acciones de una empresa
Webbing Barcelona