gustavoabecquer.home.blog
Rima LVI
Hoy como ayer, mañana como hoy, ¡y siempre igual! Un cielo gris, un horizonte eterno y andar andar. Moviéndose a compás como una estúpida máquina el corazón: la torpe inteligencia del cerebro dorm…