gonzalosp.wordpress.com
Después de ciento ochenta páginas
Al retornar a Bioy, recordamos nuestro derecho como lectores a soñar otras vidas posibles. Enrique Vila-Matas. Yo digo que, con los cuentos, soy menos exigente que con las novelas. Y esto por una r…