gonzalorodriguez.info
RAÍCES: AMÉRICA - LA FORJA Y LA ESPADA
Sintiendo un español mozo que había demasiado temor entre nuestra gente, con más temeridad que osadía, caló sin miedo y sin ayuda el puente y puesto en medio de él, bien alto decía: “Salgan adelante, uno por uno a treinta desafío y a mil no negaré este cuerpo mío”. Como las fieras acuden al bramar…