gonzalezserna.wordpress.com
Una vida con Vargas Llosa
Creo que fue en los días inmediatos a la Navidad de 1980 cuando el cura Blas -enjuto, barbudo, inteligente, tenso y denso como pocos- me prestó un par de libros: Los jefes y Los cachorros, ambos de…