gochoversolaripoeta.blog
Dos Toneladas de Esmeraldas
He arrojado por la borda de la noche dos toneladas de esmeraldas que vomitara con mi última borrachera. Firmes, duras, las piedras se desplomaron sobre la realidad y desde entonces, las cosa…