gk.city
Nadie puede defenderse de los monstruos que no conoce
Cuando la tía de Martina fue a un curso de educación sexual se dio cuenta que su sobrina podría haber sido víctima de abuso. Desde hacía algún tiempo, ella y la mamá de Martina habían notado que la niña de siete años se frotaba las partes íntimas contra los muebles, pedía a