gk.city
Ciudades discapacitantes
Cruzar una calle en Guayaquil, Lago Agrio, Quito o Cuenca causa, la mayoría de las veces, un dolor de cabeza. No hay suficientes pasos cebra, semáforos y señalización, y lo peor es el irrespeto al peatón, que debe correr, rogar que le den paso, lanzarse y esperar un bocinazo. Lo que parece grave