gineonline.com
El envejecimiento en positivo. El paso de los años nos lleva a cambios en nuestra estructura ósea y de tejidos blandos. ¿Podemos darnos la oportunidad de mejorar estos cambios? Con el envejecimiento, la esqueletización del tercio superior de la cara se atrofia poco a poco, la grasa facial cae, esto da como resultado una inversión del óvalo facial, se borra las líneas mandibulares, aparecen sombras y surcos, creando una indefinición de las líneas del tercio inferior de la cara. Existen técnicas en Medicina estética que nos ayudan a ralentizar este proceso, la colocación de hilos de sustentación facial es una de ellas. Su objetivo es obtener un efecto de lifting, similar a una cirugía. Por supuesto hay que aportar a nuestro organismo de complementos nutricionales que no adquirimos con la dieta, el colágeno es primordial para mantener nuestra musculatura.
Reblogueado en WordPress.com