gestiondeincompetentes.com
Ponga un Niño en su oficina: la mejor inversión
“Tras la desaparición de Andersen duermo como un niño, me despierto cada día a media noche y lloro” decía Joe Bernardino, su último presidente. No es frecuente encontrar niños por los pasillos de l…