fragmentosparaolvidar.com
Dos cuentos de Max Aub.
Algún día. Algún día los hombres descubrirán que el sueño vino después. Dios no duerme, ni Adán dormía. Los infusorios no duermen, ni el diplodoco podía. El elefante duerme dos horas y el perro tod…