forestta.wordpress.com
ESCUCHA EL LATIDO DE LA TIERRA. María Cicuéndez.
“… yo estaba viva porque Gea me permitía estarlo…”