fiscalizacion.es
Cidade maravilhosa
Pasaban unos minutos de las siete de la tarde cuando aterrizábamos en Madrid. El comandante del vuelo de Iberia, que nos llevaba desde Jerez, anunció que Río de Janeiro había ganado el derecho a or…