fenomenosdelirantes.wordpress.com
De espejos y reflejos.
Había amanecido muy temprano ese día. Como es común en invierno, no solo el frío sino la penumbra de la mañana que aun no llega del todo, aumenta el querer quedarse en cama un rato más largo todaví…