fabiolamosca.blog
Caminantes
Pulposol solía caminar largas horas con su amiga, la vistosa jibia Purpurina, quién tenía un andar ondulante y seductor, su brillante color verde y sus rayas despertaban admiración y acaparaba las …