evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com
SALIMA, LA HEMORROÍSA : Dolores Aleixandre rcsj
Cuando mi siervo Yúbal me anunció que Salima había llegado y quería verme, me pregunté con inquietud si se habría agravado su estado. Hacía tiempo que se había oído el sonido grave del sofar anunci…