estonoesyugoslavia.com
Pelinaranja - Esto no es Yugoslavia
Hace una docena de años convencí a mi tía para que me tiñese el pelo de castaño cobrizo. La idea era darle a mis cabellos (soy castaña) unos reflejos rojizos. Pacientemente, ella extendió la pasta mágica sobre mi pelo, y con mucha decisión esperamos la media hora, que era el tiempo mínimo indicado en el frasco. Sin que yo tuviera acceso a un espejo, treinta minutos después mi tía retiró la toalla y me dijo...