estebanlopezgonzalez.com
¿Tendrán que hablar las piedras?
Cuando la gente le conocía, quedaba prendada de él. Cautivaba por completo. Era diferente como maestro porque, como dice el registro, “lo hacía con verdadera autoridad, algo completamente dif…