escudodetinta.com
Vuelo
Volamos. Y qué alto llegamos. Mucho más alto que el rascacielos más imponente, más allá de la montaña más majestuosa. Nuestras alas proyectaban sombras fugaces a aquellos que se atrevían a mirarnos…