escritoriozero.com
Oda a la vejez femenina
¡Qué hermosa eres y cuánto te ha descuidado la humanidad!