esceptica.org
Tercer Grado: ¿Quién quiere ser millonario?
Uno de mis primeros recuerdos escépticos es, siendo adolescentes, mi hermano y nuestro amigo Bernardo (ambos parcialmente responsables de llevarme por el camino escéptico y ambos unos impresentable…