enproverbia.wordpress.com
Cuento: El día y la noche
Ella gritó y soltó la cesta. Las manzanas rodaron hasta sus pies. Gregorio recogió una, la ojeó y luego se la tiro a Abelia. La manzana golpeó su hombro. El animal la empujó contra el piso y la obl…