eltiempohabitado.blog
¡NI MÁS NI MENOS!
Ni para vino tiene la pobre de la esquina y ni pincha ni corta su vida inalterable; ni por asomo, nadie, le deja una propina y ni por esas, muestra, su gesto más amable. Y ni unos ni otros saben, n…