elreydelcosmos.com
Un espectáculo maravilloso
Noche. Estoy en un coche con una chica. Venimos de follar. Su hermano, con síndrome de down, le llama por teléfono. La chica, que está conduciendo, pone “el manos libres”. —Por favor, Rafa, no hables —me pide—. No quiero que mi hermano le diga luego a mi padre que estaba con un hombre. —Ok. Esa