elreydelcosmos.com
Buscando esposa
Recuerdo que uno de los miedos que tenía antes de divorciarme, era que me sentía demasiado viejo a mis 44 años. Estaba seguro de que ninguna mujer iba a fijarse en mí, “demasiado arrugado”, “demasiado fofo”, me decía… perdonen ustedes la tristeza. Estaba seguro que las únicas personas que podían sen