elpoderdelasletras.com
Geisha - Página de escritores
Para ti puedo ser sólo una geisha que espera a que un día llegues sin aviso y te quedes, tal vez un día, tal vez dos. En realidad no sé de tiempos, y menos de los tuyos ya que no me perteneces ni en tiempo, ni en alma, ni en algún rincón del corazón. Somos como el brote temporal de los cerezos que a la delicada caricia del shakuhachi revienta sus brotes por pocos instantes al año. Somos el ritmo que danza al compás de las notas febriles del shamisen, confundiéndose con el etéreo canto de las aves Soy la paz en la que descansas cuando haces pausa y te acercas a mi lecho, en donde arrodillada te miro a los ojos como nadie más lo hace Soy esa amante que en silencio te brinda su fuego sin preguntas, sin pausa y sin tiempo Soy la que te espera con paciencia bajo esa máscara blanca que esconde la huella de las lágrimas que brotan mientras aguardo tu llegada Tú, eres el grito desesperado de tu propia alma que anhela cada instante estar conmigo bajo la indiscreta luz que se esconde dentro de una esfera de blanco papel de arroz Eres cada uno de los besos que vas dejando bordados en mi piel desde que cruzas el portal, hasta que abandonas mi lecho Que no te vayas, que nunca más te alejes Es lo que pido a los dioses cuando enciendo una vara de incienso Y ofrezco eternas tablillas con tu nombre grabado en mi efusiva plegaria Mientras me postro ante su divino altar Cierro los ojos cuando estás conmigo imaginando que es un momento eterno Cierro los ojos y cae lentamente mi máscara blanca tornándose en piel ardiente y rojiza al tiempo que en silente rumor va cayendo el kimono rindiéndose ante tus dedos al tiempo que mi pudor se va venciendo al clamor de tus besos Soy yo La geisha que, a ti sin remedio su corazón entregó Eres tú El hombre que sin saberlo para siempre poco a poco se enamoró hasta el infinito, de mí Somos la belleza del amor, convertido en cerezo fresco que al cielo regala su amorosa luz Nora Arrieta«Me llamo Nora, vivo en la ciudad de León en México y tengo 53 años. Desde siempre me ha encantado leer y crecí con historias de cuentos y hadas en las que los sueños se hacen realidad. Me encanta la novela histórica y la poesía. En mi juventud escribí y publiqué algunas obras y abandoné las letras para retomarlas apenas hace un año, disfrutando muchísimo pintar en pliegos mi vida y las que me puedo robar en mi andar diario. ¡Gracias por leerme y sentir mis palabras en tu ser!. Relacionado