elpoderdelasletras.com
Esta noche ha muerto la hechicera (2da parte) - Página de escritores
El mundo mira a la hechicera de manera diferente. El mundo castiga a la hechicera como nadie nunca había sido oprimida. Tan poderosa y dueña del mundo, tan perfecta que hasta es capaz de llevar a bien la vida de los que la rodean, de curar sus heridas y sanar sus almas. La gente, la mira brillando dentro de un firmamento en donde ella es una estrella majestuosa como las demás; un universo en el que anda de la mano con la misma luna cómplice de sus causas y romances. Y, ahí está; postrada, casi en agonía porque dentro de los regalos que le fueron atribuidos no se encontraba el amor bendito de un hombre, ni la fidelidad, ni la gracia de saber que es la flama de su alma. Si bien, pocas veces ha posado su afecto sobre algún caballero; no ha sido el indicado para guarecer sus tormentas, ni para ser el remanso de su nívea paz; por eso hoy, ella se consume lentamente en vacío y desesperanza. -¿Qué absurda promesa hice en vidas pasadas para pagar con la eterna soledad en ésta? -¿A qué maligno hechizo fui atada? – y ¿Por quién? Quizá, estas preguntas son las últimas palabras de la hechicera que se levanta con extrema lentitud, quien dando torpes pasos camina con el viento de frente secando las últimas lágrimas que derrama aún en esta vida. El mismo viento que le golpea la cara le susurra palabras leves de esperanza, sin conseguir que ella escuche; mientras avanza sin ver que el camino se acaba. Sin sentir que ha dejado de caminar mientras su cuerpo se mece estrepitosamente hasta alcanzar la tierra que, finalmente se cobra con las silentes notas de su último aliento. Hasta la neblina llora, cuando entre grises y níveos tonos recoge con delicadeza su alma llevándola de nuevo al cielo en donde nunca más por un amor perdido llorará. En donde jamás la soledad dolerá de nuevo, como hoy; hasta la muerte misma. Dejará de danzar bajo la luna, no más conjuros, no más danzas, no más lágrimas. Ha muerto, como tantas. ¡Esta noche ha muerto de amor la hechicera! Nora Arrieta«Me llamo Nora, vivo en la ciudad de León en México y tengo 53 años. Desde siempre me ha encantado leer y crecí con historias de cuentos y hadas en las que los sueños se hacen realidad. Me encanta la novela histórica y la poesía. En mi juventud escribí y publiqué algunas obras y abandoné las letras para retomarlas apenas hace un año, disfrutando muchísimo pintar en pliegos mi vida y las que me puedo robar en mi andar diario. ¡Gracias por leerme y sentir mis palabras en tu ser!.