elpoderdelasletras.com
Emergiendo de fuego encendido (2 de noviembre) - Página de escritores
Aquí estamos tú y yo Emergiendo del humo que va saliendo del fuego encendido Brotando como dos sombras que, etéreas, vuelven del más allá Resurgiendo de entre las cenizas que van quedando cuando la llama se apaga Tú y yo Mezclados con el soporífero aroma del copal y el sándalo que nos envuelven Volviendo del más allá con la intención de volver a abrazar los corazones que nos vieron partir Con la paz que ahora baña nuestra alma, pero que añora un beso y una caricia Y es que, estando en el estado de la muerte, se alcanza la paz perpetua Mas, como negarlo Se extraña el amor mundano, el roce de las manos, el calor del cuerpo Se anhela tanto volver a sentir el aire fresco que aligera el tiempo Tú y yo. Y tantos más Que en estos días regresamos a caminar entre paredes que parecen habernos olvidado A rozar a los seres amados sin que sea percibida nuestra caricia, o tal vez la sola presencia ¡Que tristeza! Tener a todos tan cerca y tan apartados de nuestra mirada; de nuestras palabras Saber que aún nos lloran, que aún nos aman y que, tal vez aún extrañan Y no poder entrar en el horizonte de sus pupilas o en el eco apagado de su voz Aquí estamos tú y yo Y aquí estaremos cada ciclo Vistiendo perpetuamente las mismas ropas y recibiendo en vano las mismas flores Repitiendo el mensaje que nadie escucha, abrazando sin que nadie nos sienta Teniendo la certeza sólo, que un fatídico día volarán con nosotros Sabiendo que, al acabar su tiempo, tomarán las maletas del viento y se unirán a nosotros Esperando se vuelvan sándalo y copal igual que hoy lo somos Y se la misma manera que hacemos tú y yo Emerjan del fuego encendido Sabiendo que somos espectros eternos Nora Arrieta«Me llamo Nora, vivo en la ciudad de León en México y tengo 53 años. Desde siempre me ha encantado leer y crecí con historias de cuentos y hadas en las que los sueños se hacen realidad. Me encanta la novela histórica y la poesía. En mi juventud escribí y publiqué algunas obras y abandoné las letras para retomarlas apenas hace un año, disfrutando muchísimo pintar en pliegos mi vida y las que me puedo robar en mi andar diario. ¡Gracias por leerme y sentir mis palabras en tu ser!.