elplanetaurbano.com
Juan Mora y Araujo: El Arte de Vivir
La respiración tiene una conexión muy fuerte con las emociones y con la mente. Si se aprende cuál es el ritmo de respiración correspondiente al estado de felicidad, se lo puede activar.