elmedicoinvisible.com
Lágrimas, cenizas y sangre.
Once… Levantó la mirada, sintió un pitido extremo que barrio de forma atroz el tumulto existente, y vio el horror. Giró lentamente sobre sus pies, notando la tensión cerrada sobre sus nudillo…