ellectorinquieto.wordpress.com
EPICEDIO AL PADRE – orlando mondragón
La primera vez que leí a Orlando, él era un crío. Los dos lo éramos. Nos conocimos en cierto portal poético hace ahora diez años y, en aquel primer poema suyo, sus prisas y sus faltas palidecían an…