ellanzallamas.com
Grecia, el cáncer y los vendedores de humo…
Mientras permanecía sentado en esa, a estas horas ya, abarrotada sala de espera en el sótano mal iluminado de ese hospital revivió, una vez más, que le había llevado hasta allí. Nada hacía presagia…