elhombreconfuso.com
36
Te vi sufrir demasiado. Tanto que ya no sabías ni qué hacer conmigo. No lo puse fácil, lo reconozco. Tampoco yo tenía muy claro cómo sobrellevarme. El miedo me paralizaba a diario. Vivía esperando …