elhombreconfuso.com
Algunas razones
Al señor Paco Tomás le conocí, virtualmente, cuando todavía no sabía que era el señor Paco Tomás. De hecho, era la mano misteriosa que se escondía detrás de una rubia con pompones. Conchita se llam…