elhombreconfuso.com
Y yo que quería ser escritor…
Yo no tuve una infancia triste. Tampoco la pasé entre libros. Sí leí, claro. Veranos rodeado de montañas de novelas para mitigar ese empeño -ahora entendido- de trasladar el hogar a un destino meno…