elgritodelaverdad.wordpress.com
El atropellador y el picoleto.
Siete años ha empleado la lentísima Justicia española en decidir si un guardia que, con todos los motivos del mundo, se carga a un malo en acto de servicio es culpable o inocente Una mañana, en Mad…