elfurgon.com.ar
Ludmila Muñoz y la toma del ENAM: “Estamos cansados de palabras vacías”
La toma del ENAM continua desde el lunes. Ludmila Muñoz, dirigente del CEENSAM, nos explica las razones de la medida y las novedades en la negociación con las autoridades educativas. Por Luis Brunetto/El Furgón - El Furgón: - ¿Sigue la toma? Ludmila Muñoz: - Si, hoy se ratificó en una asamblea que continuamos con esta medida. Es que estamos cansados de palabras vacías, que es lo que notamos este último año, que se comprometieron a un montón de cosas y no se solucionó nada. E.F: - El jueves hubo un episodio con un funcionario de DPI, que se acercó a la escuela pero insólitamente se fue del lugar. L.M: - Si, mientras estábamos reunidos con la Inspectora de Superior, padres, profesores y el centro de estudiantes, llegó este funcionario y se enojó porque tuvo que firmar la entrada. Nosotros tenemos un sistema de seguridad por la toma, que cada persona que entra o sale debe registrarse al entrar y al salir, y nadie puede entrar si no lo hace, sea funcionario, profesor o estudiante. Así que después de entrar con una actitud prepotente, y enojado porque había tenido que firmar, cuando dos compañeros pretendieron acompañarlo al lugar donde se estaba haciendo la reunión, se fue. [caption id=attachment_14354 align=aligncenter width=960] El compromiso del Consejo Escolar[/caption] E.F: - ¿Ustedes esperan que vuelvan, o cortaron las vías de negociación con ellos? L.M: - No para nada, nosotros tenemos la mejor voluntad de negociar y encontrar una solución, lo que pasa es que queremos que sea una solución de fondo, no otro parche para tapar agujeros que lo único que hace es que el colegio se siga viniendo abajo. [caption id=attachment_14353 align=aligncenter width=960] Los alumnos hacen fila para el almuerzo[/caption] E.F: - Ya tuvieron un primer éxito, al menos en lo que se refiere a las obras menores, que dependen del Consejo Escolar… L.M: - Si, logramos que el Consejo autorice las obras más urgentes. El problema son los techos, que exigen una reparación con un presupuesto muy alto, y eso depende de DPI. Hay aulas que tienen agujeros muy grandes en los techos, y que los chicos tienen que rotar todos los días. Sabemos que eso no se va a poder arreglar durante el ciclo lectivo, pero también que si no tenemos una garantía de que esa obra se haga en las vacaciones, no se va a hacer. Entonces queremos que se comprometan y que nos den garantías reales de que eso se va a solucionar. E.F: - ¿Como continúa la lucha? L.M: - Bueno, ahora estamos tratando de coordinar con otros centros. Muchas escuelas tienen problemas muy graves. Hasta ahora fue difícil porque los chicos de otras escuelas tienen clases, pero la semana que viene esperamos tener novedades. NOTAS RELACIONADAS Quimey Barrera, estudiante del ENAM: “Con el ‘Operativo Aprender’ quieren defenestrar a la educación pública”
Sudestada Revista