elcafeperverso.wordpress.com
El deseo se enrolla sobre sí mismo en una espiral y va creciendo, alimentándose de su insatisfacción y devorando tiempo y espacio. Tan grande y tú no lo ves
Visita la entrada para saber más