elcafeperverso.wordpress.com
Suena el eco de tus deseos al rebotar s en cada pared de una íntima habitación. Se iluminan con el fulgor de chispas que nacen de una ardiente pasión embravecida. Se huelen las humedades que inundan tus dedos incapaces de aplacar la pasión desbordada. Y yo, atado a esta silla de tortura, leo tu añoranza y lloro por mi ausencia
Visita la entrada para saber más