elcafeperverso.wordpress.com
En la semioscuridad de su habitación, la Diosa se postra ante sus propios ídolos. Su Reino ha quedado afuera, huérfano de su Soberana. Dedicada a sus oraciones, la manifestación de la Fuerza que la alimenta y ruega por Su beneplácito. Afuera su súbdito espera su vuelta. No tardes Ama
Visita la entrada para saber más