elcafeperverso.wordpress.com
Cuando el viernes vuelves a casa después de una cena agradable e intensa, la imaginación vuela y se convierte en una tormenta de deseo y pasión desaprovechada