elbosquesilencioso.com
Entre nosotros (XXXV)
XXXV Si no se presentaba ninguna complicación, a tu primo lo tendrías en casa al día siguiente con una pierna escayolada. Incluso su madre había cedido a los ruegos de los otros y había regresado c…